¿Entrenamiento o coaching para dormir?

Si estás leyendo esto es porque sabes que hay un mundillo del tema sueño infantil, te has enterado que habemos quienes nos dedicamos a ayudar a las mamás y papás de peques a quienes se les complica el sueño a que consigan dormir como su cuerpo lo necesita.

Empiezas a investigar y entre tantos términos te surge la duda entre la diferencia de “Entrenamiento o Coaching para dormir”.

La elección no es tan fácil como lo era hace unos años que en España habíamos muy pocas opciones ¡Ahora hay una infinidad! Como cuando vas a ver una peli y con tantas posibilidades, para el momento en que eliges ya tienes mucho sueño jejeje.

En esta publicación quiero ayudarte a comprender la gran diferencia que yo veo entre estos dos términos. Diferencia que a mi ver podría hacerte resonar más con una persona o con otra en este proceso en el que compartes cuestiones muy personales.

Esta diferencia tiene que ver con una de las grandes razones que le da tanto sentido a mi trabajo como Coach de sueño infantil.

Lo he comprobado una y otra vez. La forma en que acompaño el proceso de que los peques consigan dormir como la naturaleza nos diseñó para dormir es una experiencia que te puede dar muy buenas herramientas no sólo para el sueño de tu peque sino para la crianza en general e inclusive para conocerte mejor como persona.

¿Qué es entrenamiento?

Empecemos por ver qué nos dice la Real Academia de la Lengua sobre la palabra Entrenamiento:

Hecho o efecto de entrenar o entrenarse

¡Ah!… y entonces ¿Qué es entrenar?:
Preparar o adiestrar (personas o animales) para la práctica de una actividad”.

¿Esto quiere decir que entrenamiento para dormir consiste en preparar a un bebé para practicar la actividad de dormir?

¿Cómo es que hay gran cantidad de bebés y niños pequeños que duermen sin que nadie les haya preparado para ello?

A mi me suena raro que si por naturaleza necesitamos dormir bien para desarrollarnos de forma adecuada, tengamos que pasar por un aprendizaje como si tuviesemos que aprender algún deporte como baloncesto o tenis.

¿No?

Entrenamiento para dormir:

Usualmente cuando se dice “Entrenamiento para dormir” se refiere a que tu peque debe aprender la habilidad de dormir por sí mism@.

Para ello hay varias técnicas con diferentes grados de ayuda o no ayuda que van desde la extinción, extinción gradual, llanto controlado, desvanecimiento, y hasta “sin lágrimas”…

¿Te suena confuso?

¡Normal! Hay mucha variedad e inclusive contradicción entre unos y otros. Y saber cual es el que se adapta a tu tipo de crianza puede ser bastante complicado.

Y más aún cuando en los últimos años, desafortunadamente, el término “Entrenamiento para dormir” se ha utilizado para los métodos en los que se deja al bebé llorar a solas hasta que se duerme, sin ningún tipo de apoyo. Y puede ser muy confuso entender qué método le podría ir mejor a tu bebé cuando dejas que haga él solo el “entrenamiento”.

¿Qué es coaching?

Empiezo por la definición que la RAE da al Coach:
Persona que asesora a otra para impulsar su desarrollo profesional y personal”.

Una de las versiones de los orígenes de la palabra “coach” tiene que ver con ser derivado de “coche” que es aquello que transporta a las personas de un lugar a otro. ¡Así como el coaching! Transporta a las personas de donde están a donde quieren llegar.

Otra de las versiones de los orígenes del coaching tiene que ver con el tutor privado que ayudaba a estudiantes de la Universidad de Oxford a mejorar sus notas.

¿Puedes verlo?

Un coach es una persona que ayuda a otra a llegar a un lugar al que puede llegar por sí mism@ pero que gracias a los conocimientos y experiencia del coach puede llegar a ese mismo lugar de una forma más directa y por tanto más rápida.

Los niños y tu como coach

Los niños aprenden a rodar, gatear, y andar porque tu les das la oportunidad y el espacio para que practiquen, practiquen y practiquen.

Porque además de cubrir sus necesidades de supervivencia, los animas y reconfortas.

Ellos se caen y se vuelven a levantar… Ellos lo intentan, y nadie duda de si aprenderá o no a andar, todos lo tenemos muy claro… tarde o temprano lo logrará.

En cambio, hay otras cosas que ellos intentan y el único momento en que desisten es cuando el adulto que no le gusta ver a su pequeño pasar por frustraciones le anima a darse por vencid@.

Es impresionante observar cómo desde pequeños los bebés pueden perseverar hasta lograr lo que quieren (aunque haya algunas lágrimas en el proceso). Si tu les das el tiempo, el espacio y la seguridad de que pueden hacerlo y que tú estás ahí para protegerles de lo que ellos no pueden protegerse, ellos lo logran.

¡Esto es el coaching!

Coaching para dormir

Si aplicamos esto al proceso de dormir. Tu pequeño se apropia del proceso de aprender a dormir mientras tu le acompañas, le animas y le guías.

Así como un bebé aprende a andar, sin que tú tengas que hacer algo de forma activa para que lo consiga.

Sé que por ahí está la creencia de que hay que tomar a los bebés de la mano para que “practiquen andar”. No hace falta. ¡En serio! No hace falta que te dejes la espalda :).

Ese potencial está ahí y si tú das el espacio a tu bebé a que lo consiga por sí mism@ ¡Lo consigue! Si quieres explorar más sobre la autonomía en el movimiento del bebé te animo a conocer la filosofía de Emmi Pikler.

entrenamiento o coaching para dormir como el proceso de andar

Los bebés aprenden a dormir

Así como andar, el dormir es una habilidad que se adquiere y se perfecciona con la práctica.

El momento en que es más fácil para un niño aprender a conciliar es en el momento de ir a dormir, pero requiere de práctica tanto de quien le acompaña como del peque.

Los estudios han demostrado que los bebés están preparados para aprender a dormir a partir de los 6 meses de edad, esto basado en el desarrollo cerebral que ya tienen. Y así como con cualquier otra habilidad que los niños van a aprender, necesitan del apoyo y guía de sus cuidadores principales.

Este es el tipo de educación del sueño que podríamos necesitar conocer y entender mientras acompañamos a nuestro peque en el proceso de adquirir la habilidad de dormir por si mismo.

El “coaching” es un cambio en la actitud

¡Es el primer gran paso que hay que dar!

Es comprender y convencer al 100% de las células de tu cuerpo que tu peque lo puede hacer por si mism@ y por tanto que no necesita que tu lo hagas por él/ella.

Necesita tu acompañamiento. Tu trabajo es proveerle de un entorno en el que sienta tal seguridad que cuando su cuerpo esté listo para dormir consiga dormir.

Es un proceso en el que el objetivo es fortalecer la confianza en que tu peque puede lograrlo y que puede contar contigo cuando realmente lo necesita.

Este aprendizaje te lleva a crear un fuerte vínculo para toda la vida, basado en una comunicación sana y beneficiosa para todos.

Y entonces ¿cual es la diferencia entre entrenamiento o coaching para dormir?

Para mi la gran diferencia entre entrenamiento o coaching para dormir es que el entrenamiento es pensar que los conocimientos tienen que venir de “fuera” así como cuando alguien te enseña a sujetar de forma adecuada y mover una raqueta para jugar tenis. 

En cambio coaching tiene que ver con acompañar a desarrollar algo que ya traemos de forma innata y que ahora se ha afectado por este ritmo loco de la sociedad en que la mezcla de estrés y de satisfacer necesidades confusamente entendidas impide que los bebés desarrollen lo que por naturaleza pueden desarrollar. 

Y quizá hasta este punto puedas preguntarte: ¿Y quien es coach de quien? ¿Yo para mi peque? ¿Tami para mi? ¿Tami para mi peque?

¡Buenísima pregunta!

Eres tú el/la coach/compañía de tu peque mientras que yo soy tu coach/compañía

Los beneficios que el proceso de coaching para dormir trae consigo

  • Tu peque aprende a conciliar de manera autónoma al inicio de la noche y en sus despertares nocturnos, lo cual reduce muchísimo la dinámica de que pida tu ayuda para resolver esos despertares que interrumpen el sueño de ambos.
  • Tu peque y tu consiguen dormir como estamos diseñados para hacerlo y para funcionar de forma óptima. ¡Dormir es una necesidad de todos!
  • Ayudas a trabajar su “flexibilidad cerebral”, le acompañas a experimentar que hay diferentes maneras de llegar a un mismo objetivo. A la vez que tú también lo experimentas y te das cuenta de lo capaz que puede ser tu peque.
  • Aprendes por medio de la experiencia del día a día que llevas este proceso, no del resultado (aunque puedes tener la seguridad que si eres constante en lo que planteas conseguirán el objetivo de las noches de descanso).
  • Creces con tu peque y estas ahí para dar apoyo a su desarrollo y nuevos hitos de crecimiento.
  • Refuerzas lo que tu peque ya sabe: Que tú eres su base segura y que puede tener la seguridad de irse a explorar el mundo porque sabe que cuando lo necesita tiene a donde volver.

¿Puedes pensar en un equipo más adecuado que tú mamá y/o papá acompañando a tu peque en una de las cuestiones más básicas de la vida (dormir)?

Imagina como sería tu familia si todos despertaran descansados de la noche y que además ha sido un trabajo que a fortalecido la confianza y la comunicación entre ustedes.

¡Un proceso en el que todos ganan! Así que si te planteabas las diferencias entre entrenamiento o coaching para dormir y elijes coaching ¡Puedo ayudarte! ¿Quieres que te ayude a conseguirlo?

Escríbeme a yadormimos@gmail.com y estaré encantada de hacer equipo contigo y tu familia para que tu peque CONSIGA dormir lo que su cuerpo necesita.

Un abrazo,
Tami

COHERENCIA, CONEXIÓN, CONFIANZA Y CALMA

Referencias:

Esta publicación es una adaptación de la escrita por Irene Gouge en el sitio de Kim West

Sobre la filosofía de Emmi Pikler.

RRSS

¿Tanta información sobre sueño infantil te paraliza y no sabes ni por dónde empezar?

Lo que los métodos para dormir no te dicen y es LO MÁS IMPORTANTE de todo porque no se ve pero SE SIENTE

Las 2 claves imprescindibles para que tu peque consiga dormir lo que su cuerpo necesita.

¡Que mi peque duerma! Mientras le acompaño siendo mi mejor versión

Tami Tamashiro solicita su consentimiento para prestarle el servicio solicitado y contestar a las cuestiones planteadas. La legitimación tiene como base jurídica el consentimiento del interesado para los fines expresados. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. En todo caso, los datos que nos facilitas están ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE o gestionados por Encargados de Tratamiento acogidos al acuerdo “Privacy Shield”. Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Si no facilitas los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan.